Connect with us

Oración del día

Oración a Nuestra Señora del Buen Consejo

Oh Madre santísima, en este día en que celebramos tu festividad como Nuestra Señora del Buen Consejo, acudimos a ti con el corazón lleno de amor y gratitud por tu amor maternal y protección constante. Tú, que eres la Madre de Dios, intercede por nosotros ante Él para que nos guíe siempre en el camino correcto.

En estos tiempos tan difíciles y llenos de incertidumbre, te pedimos que nos des la fuerza y la sabiduría para seguir adelante, y que nos acompañes siempre con tu presencia amorosa y maternal. Sabemos que eres la Estrella del Mar que nos guía en medio de las tempestades y que eres el faro que ilumina nuestro camino hacia la salvación.

Nuestra Señora del Buen Consejo, queremos pedirte que nos enseñes a escuchar la voz de Dios en nuestras vidas, para que podamos tomar decisiones sabias y acertadas. Sabemos que tú eres la Mediadora de todas las gracias, y que siempre intercedes por nosotros ante tu Hijo. Ayúdanos a ser fieles a nuestra fe y a seguir los mandamientos de Dios, para que podamos vivir en paz y armonía con nuestros hermanos.

Tú, que eres la Reina de los Cielos y la Madre de todos los seres humanos, te pedimos que intercedas por nosotros ante tu Hijo para que nos conceda la gracia de tener un corazón humilde y un espíritu generoso, para que podamos ayudar a los demás y ser luz en medio de las tinieblas. Queremos ser como tú, oh Madre amorosa, que siempre está dispuesta a ayudar y a consolar a los que sufren.

En este día de tu festividad, te pedimos que bendigas a todas las personas que acuden a ti con fe y devoción, especialmente a los enfermos, los ancianos, los niños y los más necesitados. Sabemos que tú eres la Madre de la Misericordia y que siempre escuchas nuestras súplicas. Por eso te pedimos que intercedas por nosotros ante tu Hijo para que nos conceda la gracia de vivir en paz y armonía con nuestros hermanos.

Oh Madre querida, en este día de tu festividad te entregamos nuestras vidas y nuestras almas, para que nos guíes y nos protejas siempre. Tú, que eres la Madre del Redentor y la Estrella de la Mañana, danos la fortaleza y la confianza para seguir adelante, para que podamos alcanzar la vida eterna que nos ha prometido tu Hijo.

Que tu ejemplo de amor y sacrificio nos inspire a vivir cada día con alegría y esperanza, sabiendo que tú siempre estás a nuestro lado y que nunca nos abandonarás. Nuestra Señora del Buen Consejo, ruega por nosotros y por todos los que acuden a ti con fe y devoción. Amén.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *